¡Se terminó! Chilenos en Malasia se declararon culpables y fueron sentenciados

NOTAS DESTACADAS

Tuvo que ser asistida: Maite Orsini sufrió descompensación en plena sesión del Congreso

Una terrible noticia se dio a conocer la mañana de este jueves, cuando fue hallado

Ministro Chadwick tomó su decisión: “Yo no voy a renunciar”

Diputado RN propone cambiar el nombre a Carabineros

Presidente Piñera: “José Antonio Kast no es el camino para Chile”

Hermes Soto lo confirma: “Decidí no renunciar en forma voluntaria”

¡Finaliza el paro! Trabajadores portuarios aprueban acuerdo con EPV

[VIDEO] ¡Proeza! La chilena Eliana Busch de 84 años se colgó la medalla de oro

descontrol es el título de la nota, titulo de prueba

Horóscopo – 16 de noviembre de 2018

[VIDEO] ¡Adiós de corazón! Lucho Gatica homenajeado en gira Teletón

[VIDEO] ¡Adiós de corazón! Lucho Gatica homenajeado en gira Teletón

El que puede, puede: Cristiano Ronaldo y su pareja más de 23 millones de pesos en solo 15 minutos

El que puede, puede: Cristiano Ronaldo y su pareja más de 23 millones de pesos en solo 15 minutos

De ser declarados culpables de homicidio, los jóvenes podrían ser condenados a la pena de muerte, que en ese país se lleva a cabo mediante la horca. 

Alrededor de un año y tres meses estuvieron detenidos los chilenos Felipe Osiadacz y Fernando Candia por la muerte de Yusaini Bin Ishak en Kuala Lumpur, capital de Malasia, y en la madrugada de este jueves (hora chilena) se puso a fin al juicio que enfrentaban los jóvenes.

Finalmente Osiadacz y Candia aceptaron la última oferta que realizó la fiscalía en la que se rebajó la calificación de los cargos de homicidio a homicidio culposo, por lo que el juez dictó una sentencia de dos años de presidio.

Según informó La Tercera, el tiempo que han estado detenidos se le restan a la condena, por lo que quedarían en libertad en un máximo de nueve meses y, en el mejor de los casos, podría rebajarse un tercio de la condena por buena conducta, de esta forma saldrían en libertad en aproximadamente un mes.

De acuerdo a lo que indica el acuerdo, las instancias de apelaciones están descartadas, por lo que esta es la única opción que le queda a los condenados.

Además, esta fue la primera vez en que los chilenos subieron al estrado, donde reiteraron su inocencia, pero pidieron perdón a la familia de la víctima.  “No somos criminales, somos buenas personas, nunca hemos atacado a nadie, fue un accidente, sostuvieron.