¡Se terminó! Chilenos en Malasia se declararon culpables y fueron sentenciados

De ser declarados culpables de homicidio, los jóvenes podrían ser condenados a la pena de muerte, que en ese país se lleva a cabo mediante la horca. 

Alrededor de un año y tres meses estuvieron detenidos los chilenos Felipe Osiadacz y Fernando Candia por la muerte de Yusaini Bin Ishak en Kuala Lumpur, capital de Malasia, y en la madrugada de este jueves (hora chilena) se puso a fin al juicio que enfrentaban los jóvenes.

Finalmente Osiadacz y Candia aceptaron la última oferta que realizó la fiscalía en la que se rebajó la calificación de los cargos de homicidio a homicidio culposo, por lo que el juez dictó una sentencia de dos años de presidio.

Según informó La Tercera, el tiempo que han estado detenidos se le restan a la condena, por lo que quedarían en libertad en un máximo de nueve meses y, en el mejor de los casos, podría rebajarse un tercio de la condena por buena conducta, de esta forma saldrían en libertad en aproximadamente un mes.

De acuerdo a lo que indica el acuerdo, las instancias de apelaciones están descartadas, por lo que esta es la única opción que le queda a los condenados.

Además, esta fue la primera vez en que los chilenos subieron al estrado, donde reiteraron su inocencia, pero pidieron perdón a la familia de la víctima.  “No somos criminales, somos buenas personas, nunca hemos atacado a nadie, fue un accidente, sostuvieron.