Un peligro público: Joven que disparó cerca de jardín infantil fue dejado en libertad

Un peligro público: Joven que disparó cerca de jardín infantil fue dejado en libertad

El arma que disparó, al ser de fogueo, le sirvió para la determinación del juez de la causa.

Tras la intensa balacera que produjo la tarde del pasado martes, Ignacio Larraín finalmente fue liberado y dejado solo con medidas cautelares tras disparar en diversas ocasiones su arma de fogueo en el centro de Santiago.

El hecho repercutió porque sus disparos hicieron que se activaran protocolos de seguridad por parte de un jardín infantil cercano a su domicilio, desde donde perpetró los disparos: «No tengo nada que decir, yo no he disparado a los vecinos. Yo disparé en mi propiedad, propiedad privada«, dijo a la salida del tribunal.

Pero sin lamentar nada, Larraín fue desafiante y aseguró que: «No me siento culpable. Es algo legal. Estaba en mi casa. No le hice daño a nadie. Fueron ruidos no más. Disparé porque puedo, porque me compré con mi dinero el arma. Porque es legal tener una arma. El miedo de los vecinos no me importa«, agregó.