Daniela Kirberg desclasifica los detalles que llevan a Julián Elfenbein a calificarlo como un "Súper Papá"


Hace dos décadas que Daniela Kirberg conoció a Julián Elfenbein gracias a su hermana. Salieron varias veces pero no hubo un flechazo inmediato, aunque finalmente la conquistó y hoy forman una bella familia.

El matrimonio tiene tres hijos y han enfrentado en conjunto fuertes momentos, en especial con la salud del animador. Siendo el último de ellos el infarto que sufrió el año pasado.

Pero como toda buena pareja han salido adelante y hoy gozan ambos de sus frutos profesionales y de ver crecer a sus hijos; donde Julián, según Daniela, cumple un rol fundamental.

«Julián está trabajando tres veces a la semana, los jueves y viernes los tiene un poco más tranquilo y se levanta más tarde, con un ritmo un poco más bajo de lo que él está acostumbrado, pero es una situación que está dentro de lo normal y que le permite compartir más con nosotros», remató.

«Julián está trabajando tres veces a la semana, los jueves y viernes los tiene un poco más tranquilo y se levanta más tarde, con un ritmo un poco más bajo de lo que él está acostumbrado, pero es una situación que está dentro de lo normal y que le permite compartir más con nosotros», remató.

Si bien hay varios casos de intentos de robo de Ferrari, este caso es particularmente peculiar. Solamente se produjeron 272 unidades de la 288 GTO entre 1984 y 1987. ¿Por qué es tan raro? Porque Ferrari tuvo que construir 200 unidades como requisito para poder participar en el mítico Grupo B de rally. Como la serie nunca despegó – probablemente por el requerimiento de producir 200 unidades -, el fabricante italiano rediseñó los autos de carreras para que funcionaran en la calle.
Si bien hay varios casos de intentos de robo de Ferrari, este caso es particularmente peculiar. Solamente se produjeron 272 unidades de la 288 GTO entre 1984 y 1987. ¿Por qué es tan raro? Porque Ferrari tuvo que construir 200 unidades como requisito para poder participar en el mítico Grupo B de rally. Como la serie nunca despegó – probablemente por el requerimiento de producir 200 unidades -, el fabricante italiano rediseñó los autos de carreras para que funcionaran en la calle.

Ahora bien, según DW.com, la Ferrari fue recuperada en un garaje en el área de Grevenboich, a menos de 32 kilómetros del lugar en donde fue robado. Si bien no se sabe el estado en que está el auto, sería muy raro que le haya pasado. Esto porque probablemente el ladrón quería venderlo en el mercado negro. Vender una Ferrari tan especial con algún tipo de daño no sería un buen trabajo y, además, cualquier arreglo debe ser hecho por alguien con mucha experiencia. Con todo, todavía no hay información del delincuente.

Acorde a Associated Press, una 1985 Ferrari 288 GTO fue robada en Düsseldorf, Alemania, durante una prueba de manejo. El modus operandi del ladrón fue hacerse pasar por un comprador interesado que quería manejar el legendario modelo antes de comprarlo.

Ahora bien, según DW.com, la Ferrari fue recuperada en un garaje en el área de Grevenboich, a menos de 32 kilómetros del lugar en donde fue robado. Si bien no se sabe el estado en que está el auto, sería muy raro que le haya pasado. Esto porque probablemente el ladrón quería venderlo en el mercado negro. Vender una Ferrari tan especial con algún tipo de daño no sería un buen trabajo y, además, cualquier arreglo debe ser hecho por alguien con mucha experiencia. Con todo, todavía no hay información del delincuente.

«Julián está trabajando tres veces a la semana, los jueves y viernes los tiene un poco más tranquilo y se levanta más tarde, con un ritmo un poco más bajo de lo que él está acostumbrado, pero es una situación que está dentro de lo normal y que le permite compartir más con nosotros», remató.

Si bien hay varios casos de intentos de robo de Ferrari, este caso es particularmente peculiar. Solamente se produjeron 272 unidades de la 288 GTO entre 1984 y 1987. ¿Por qué es tan raro? Porque Ferrari tuvo que construir 200 unidades como requisito para poder participar en el mítico Grupo B de rally. Como la serie nunca despegó – probablemente por el requerimiento de producir 200 unidades -, el fabricante italiano rediseñó los autos de carreras para que funcionaran en la calle.
Si bien hay varios casos de intentos de robo de Ferrari, este caso es particularmente peculiar. Solamente se produjeron 272 unidades de la 288 GTO entre 1984 y 1987. ¿Por qué es tan raro? Porque Ferrari tuvo que construir 200 unidades como requisito para poder participar en el mítico Grupo B de rally. Como la serie nunca despegó – probablemente por el requerimiento de producir 200 unidades -, el fabricante italiano rediseñó los autos de carreras para que funcionaran en la calle.